Filtrar por:

Suscríbete a nuestra Newsletter Recibirás ofertones y novedades
Opiniones Verificadas
10/10
This is a test comment

Camillas de estética

NULL

  • CAMILLA MASAJE Y RECONOCIMIENTO, de dimensiones 1.80 x 0.60 x 0.80 m de alto, con cabezal para regular la inclinación. En tubo cuadrado de 30 x 30. A petición, se sirve también con cabezal fijo y con orificio para la nariz. El tiempo de entrega para este producto va de 3 a 5 días.

    Disponible
    261.05
    Comprar
  • Camilla de reconocimiento tapizada en Skay blanco, con orificio facial en el cabezal. Patas en tubo de hierro redondo con estante inferior, ambos cromados. Bastidor en tubo rectangular pintado en blanco, cabezal regulable en altura maximo 70ª. Dimensiones: 1.80 (largo) x 0.62 (ancho) x 0.78 (alto). Tiempo de entrega: de 3 a 5 días.

    Disponible
    240.9
    Comprar
  • Sillón para estética de altura fija. Altura fija Reposacabezas regulable en altura Respaldo elevable/reclinable mediante palancas Perneras independientes Perneras elevables/reclinables mediante palancas Apoyabrazos ergonómico, regulable en altura y apertura 4 niveladores...

    Disponible
    599.4
    Comprar
  • Sillón para tatuaje de altura fija con perneras independientes y reposabrazos regulables en altura y apertura. Altura fija Respaldo elevable/reclinable mediante palancas Reposacabezas regulable en altura Perneras independientes Perneras elevables/reclinables mediante palancas Pintura del chasis...

    Disponible
    599.4
    Comprar
  • Camilla fija de tres cuerpos que permite regular de forma independiente la inclinación de respaldo y pies. El fácil manejo y los materiales de gran calidad la convierten en una de las camillas con mejor relación calidad-precio del mercado. Tapizado PVC blanco de alta calidad. Estructura metálica cromada de alta calidad y estabilidad. 

    Disponible
    277
    Comprar
  • Camilla fija de 2 cuerpos de estructura robusta. Inclinación del respaldo regulable manualmente. Agujero facial y tapizado en PVC blanco fácil de limpiar. Equipada con portarollos.

    Disponible
    299
    Comprar

Las camillas estéticas son instrumentos que tienen diferentes usos, ya que las hay de muchas clases distintas, camillas de aluminio, de madera, portátil, fija, etc.

Las camillas las podemos encontrar tanto en un hospital, como en una clínica de fisioterapia, un salón de masaje o incluso en un negocio de tatuajes, los cuales también utilizan este tipo de producto.

camilla

Utilización de las primeras camillas

Es sabido que se han utilizado desde hace siglos, pero es imposible determinar su origen exactamente. Las primeras pruebas se remontan al siglo XI, en la época de las cruzadas. Los caballeros comenzaban a auxiliar a los heridos tras la batalla. Utilizaban camillas para poder llevarlos a las tiendas de campaña para intentar curarlos.

Evolución de las camillas estéticas

La curación de lesiones o dolores se ha practicado desde comienzos de la humanidad. Junto a ello vienen ligadas las camillas.

En la antigua Grecia y Roma aparecieron las primeras camillas en los gimnasios, solárium, etc. Se utilizaban para masajes, hidroterapia, limpieza, rapado o procedimientos de exfoliación. Eran losas de mármol a las que se llamaban "plintos". Aunque sea esta su primera aparición, probablemente ya se usaban en culturas mucho más antiguas.

Con el paso de los años las camillas tenían una aplicación terapeútica. Por lo general, estaban hechas de madera maciza de roble, con ajustes disponibles para diferentes usos. Estaban rellenas de pelo de caballo y cubiertas con cuero. La crin de caballo era utilizada en aquel entonces por la resistencia a los insectos.

Siglo XIX-actualidad

A finales del siglo XIX, el término que utilizaban para referirse a las camillas era "sofá". Ya que era una pieza del mobiliario. Seguían estando rellenas de crin de caballo y eran tapizadas con colores llamativos como rojo o amarillo con terciopelo un algún material similar, haciendo las camillas mucho más cómodas para los masajes.

A partir de 1930 estás camillas de masaje se hicieron portátiles. Las de hospital y similares habían sido portátiles siempre, pero no las de masaje, que esperaron hasta hace casi un siglo para hacerlas de esta manera. Se utilizaron mucho durante la Primera Guerra Mundial, hechas de madera comunes y con un acolchado sencillo, bajo una cubierta de vinilo. Hasta la fecha no existían las camillas con agujero para la cara. Dicho invento para camilla fija o portátil surgió en la decata de 1940.

En la actualidad podemos encontrar camillas de masajes para casos determinados. Por ejemplo camillas para mujeres embarazadas, para personas más grandes de lo normal, o destinadas a terapias asiáticas o similares. Además, podemos encontrar en el mercado camillas eléctricas, que permiten ajustar la altura y son muy buenas para las clínicas donde trabajen varios terapeutas.

Tipos de camillas:

Camilla con ruedas, la cual se utiliza dentro de ambulancias o en un hospital. Posee ruedas para hacer más fácil el transporte. Además, posee un dispositivo de fijación para poder atar el paciente cuando sea necesario.

Camilla para desastres, está diseñada para un almacenamiento y transporte fácil. De estructura tubular de aluminio y de tela plástica lavable. No tiene ruedas.

Camilla enrollable, la cual es la más sencilla. Formada por dos barras y una tela entre ellas. Se puede guardar enrollada. No se suelen utilizar en emergencias, pero si cuando el espacio es un factor importante.

Dispositivos de alzamiento y transporte:

Utilizadas en casos de emergencia para transportar heridos. Se utilizan de forma manual entre dos o más enfermeros.

Camilla de alzado. Es una tabla de metal, madera o polímero con una estructura metálica. Un poco más grande y larga que un cuerpo humano e incluye manijas. Es utilizada sobre todo para para sacar a víctimas de los vehículos.

Camilla pala. Se utiliza cuando se sospecha que la víctima puede tener una lesión vertebral. Tiene forma de pala y suele ser amarilla o fosforecente.

Camilla automática de emergencia. Se utiliza para el alzamiento no traumático de un herido.

Camilla flexible. Se usa cuando no existe ningún traumatismo. Por lo que el paciente puede ser alzado con esta camilla, que es un tipo de lona con manijas. Es útil con pacientes que sean muy pesados.

Por último encontramos la camilla Nimier, la cual usó el ejército francés en la Primera Guerra Mundial. La víctima iba sentada en la camilla, así la tabla era más corta y podían maniobrar en las trincheras.

Siganos