incidencias 622 19 84 73
Lunes a Jueves 10:00 a 19:00 H y Viernes 09:00 a 17:00 H
incidencias 622 19 84 73
Lunes a Jueves 10:00 a 19:00 H y Viernes 09:00 a 17:00 H

Filtros

Filtros habilitados

    Precio

    45 € - 60 €

    En Oferta

    Subcategorías

    Filtra tus resultados

    por página

    Filtra tus resultados

    por página

    ¿Qué es la Fisioterapia Respiratoria?

    La fisioterapia respiratoria es una especialidad de la fisioterapia que se encarga del tratamiento, estabilización y prevención de las enfermedades del sistema respiratorio; como, por ejemplo, el asma, la bronquitis o la insuficiencia respiratoria. También podemos conocerla como fisioterapia pulmonar o terapia respiratoria.

    Los objetivos de la fisioterapia respiratoria son, principalmente, conseguir la máxima capacidad física, mental y social del paciente con la finalidad de mantener y mejorar su funciones respiratorias. En definitiva, podrá aliviar los síntomas de la enfermedad que le está provocando esos problemas respiratorios y que afectan a su vida diaria.

    Beneficios de la Fisioterapia Respiratoria

    Debemos tener en cuenta es que los ejercicios debe realizarlos un fisioterapeuta especializado, ya que debe conocer las distintas técnicas y patologías que puede presentar cada paciente. Por lo tanto, si queremos ver estos beneficios respiratorios es esencial que acudamos a un profesional que contará con los aparatos de fisioterapia respiratoria oportunos. Como, por ejemplo, nebulizadores, concentradores de oxígeno o incentivadores respiratorios.

    Entonces, ¿para qué sirve la fisioterapia respiratoria? Estos son los principales beneficios de realizar este tipo de terapia.

    1.       Mejora las inhalaciones y exhalaciones.
    2.       Mayor capacidad y expansión pulmonar.
    3.       Desobstrucción de las vías respiratorias.
    4.       Facilita que el oxígeno llegue a todo el cuerpo.
    5.       Disminuye la dificultad al respirar.

    Ejercicios Fisioterapia Respiratoria

    Los ejercicios de fisioterapia respiratoria deben ser realizados lentamente y repetirse entre 6 y 10 veces. Aunque será el especialista quien decida los ejercicios y su duración con mayor exactitud según cada paciente y las patologías que presente.

    La realización de estos distintos ejercicios ayudará a mejorar muchos aspectos de la función respiratoria del paciente, como veremos en adelante. ¿Quieres saber algunas de las técnicas de fisioterapia respiratoria?

    Ejercicios Respiratorios Fisioterapia

    Realizar ejercicios respiratorios en fisioterapia nos va a ayudar a reducir el trabajo en cada respiración, a mejorar la oxigenación del cuerpo y a incrementar nuestra función respiratoria. Algunas de las técnicas que podemos emplear son:

    Respiración con labios fruncidos: Con los labios en posición de silbar, inspiraremos por la nariz y expulsaremos el aire lentamente por los labios entrecerrados. Intentando que la espiración dure el doble que la inspiración y sin hinchar los mofletes.

    Respiración diafragmática: Similar al anterior, pero sentado en el suelo con las rodillas flexionadas y las manos sobre el abdomen. El movimiento de las manos de forma natural con la respiración nos ayudará a fortalecer el diafragma.

    Ejercicios de Expansión Pulmonar

    Para mejorar la capacidad pulmonar podemos inspirar profundamente a la vez que ejercemos una presión moderada sobre el tórax con la ayuda de nuestras manos. Mantenemos unos segundos la inspiración antes de soltar el aire. Acabar con una ligera vibración sobre la zona con las manos.

    Fisioterapia Respiratoria Drenaje Postural

    Es importante para este tipo de pacientes eliminar las secreciones de los pulmones y las vías respiratorias. Con la propia gravedad intentaremos llevarlas hasta los bronquios mayores o tráquea para poder expulsarlas con la tos.

    En la posición correcta, ejerceremos ciertas presiones y vibraciones para desobstruir las vías. Es muy importante que el paciente sepa toser y respirar profundamente.

    Tos Dirigida Fisioterapia Respiratoria

    Tras una inspiración profunda, el paciente debe aprender a toser correctamente a través de técnicas de fisioterapia respiratoria en adultos para eliminar completamente las secreciones en una espiración en dos o tres tiempos.

    Para aprender a controlar la tos, respiraremos de forma lenta y profunda sentados tan erguidos como podamos. Contendremos la respiración durante unos segundos y expulsaremos lentamente todo el aire que podamos.

    Repetimos la respiración y tosemos con fuerza desde el pecho dos veces de forma corta y forzada. 

    Fisioterapia Respiratoria Infantil

    Aunque se trata de una técnica que puede ser útil para personas de cualquier edad, es muy reconocida la fisioterapia respiratoria pediátrica en niños y bebés. Estas técnicas suelen utilizarse de forma natural en el momento del parto y se desconoce por muchos que sus beneficios pueden extenderse en el tiempo.

    Por ello, cualquier persona con problemas respiratorios puede acudir a un fisioterapeuta profesional para mejorar su capacidad pulmonar y su sensación al respirar.

    INCIDENCIAS Y PEDIDOS 622 19 84 73